Mercosur ve en los Corredores Bioceánicos su pasaporte al desarrollo

Los países del Mercosur debatieron este lunes planes para darle un impulso a los Corredores Bioceánicos Suramericanos, los cuales serían un catalizador de oportunidades para la región. ¿Qué buscan con este nuevo plan?

Uno de los beneficios que busca Mercosur es el de reducir los costos de transporte para la exportación e importación.
Uno de los beneficios que busca Mercosur es el de reducir los costos de transporte para la exportación e importación.Pixabay | Pixabay

Para los países del Mercosur, los Corredores Bioceánicos hacen parte de un debate sobre la integración de la región desde la década de 1990 cuando Brasil, uno de sus miembros, se dio cuenta de que no tenía vías suficientes para transportar sus productos.

Estos se tratan de corredores de transporte y de conexiones físicas de distintos tipos, como lo son carreteras, vías ferroviarias o hídricas, que permiten el tránsito de productos con regiones que hasta ahora han sido distantes.

Pero no solo basta con la existencia de la infraestructura física, que por ahora no se tiene, sino también es necesario que exista una normativa y una estructura administrativa que regule la operación del transporte de los productos en la región.

Ahora, el Parlamento del Mercosur ha revivido el estudio de estos Corredores Bioceánicos con el objetivo de ampliar la conectividad con el mundo y de mejorar el comercio internacional y profundizar la integración de sus países miembros para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

“La idea es poner en perspectiva cuáles son las principales líneas de integración, en este caso físicas, que le permitan al Cono Sur de Latinoamérica integrarse mejor en un mundo cada vez más complicado”, dijo a Efe Daniel Caggiani, vicepresidente de la Mesa Directiva del Parlasur por Uruguay, sobre el evento que se lleva a cabo de manera virtual.

El parlamentario explicó que los corredores bioceánicos son infraestructuras nacionales que ya existen en los diferentes países, pero que hay que pensar en una “lógica de frontera más regional” para que puedan unir al Atlántico con el Pacífico.

En ese sentido, Caggiani apuntó que la idea es que Suramérica tenga rutas, caminos, rutas fluviales y ferroviarias que permitan integrar los dos océanos.

“Para el conjunto del Cono Sur poder integrar sus estructuras físicas podría beneficiarlo con tener menores costos de transporte para la exportación e importación. Por otro lado, esto es integración y por tanto también genera mayor demanda y trabajo nacional en cada uno de los países”, puntualizó.

Según destaca el Parlasur, la región y en particular la consolidación de una alianza estratégica entre el Mercosur y la Alianza del Pacifico no puede quedar al margen de la consolidación del formato de vinculación global del Bloque Asia-Oceanía-Pacífico.

Fonte: el espectador

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *