El futbol transforma el ser humano

Todos fuimos, somos y seremos jugadores hasta último día. Con mas años, menos años, con más kilos, con menos kilos, amateur, profesionales,  juveniles, veteranos, o lo que sea. Nunca entenderán nuestras mujeres las cosas que hacemos por juntarnos entre amigos y jugar “a la pelota”. Pagaremos inscripciones, canchas, botines, camisetas, todo para jugar al fútbol.

Gastaremos plata y tiempo en recuperarnos de lesiones, arreglaremos los horarios en el trabajo, y todo solamente para poder estar…Nos cambiará el ánimo siempre el día que tenemos fútbol, si ganas tu día es mas lleno de felicidad, si perdés te calentás hasta que haces fuerza para entender que es solo un deporte o pasatiempo…pero por sobre todo siempre soñáremos con ponernos los cortos y tirar una pared, un caño, gritar un gol de tu equipo, no importa si somos 40 en un banco de suplentes si estamos todos, porque esto genera grupo, amistad y por supuesto un asado de tercer tiempo cuando se puede…para todos los q es nuestra gran pasión.

Foto: brainvestigations.com/neurociencia

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *